El artista Martín Forés ya decora el lavadero de González Abarca y mañana se empezarán a pintar tres murales más en otras zonas de la ciudad.

Ayer el Reggaeton Beach Festival llenó de música hasta el último rincón de Avilés. Los artistas internacionales que tocaron en la explanada del Centro Niemeyer se escucharon a kilómetros de distancia, pero los conciertos no fueron la única actividad que dio vida a la ciudad este sábado. Ayer se inauguró también de forma oficial el segundo Festival de Cultura Urbana Focart, que tendrá programadas actividades hasta el próximo 3 de julio.

La primera de ellas es el concurso de murales, que el año pasado tuvo un gran éxito de participación y se repite en esta edición como excusa para decorar algunos rincones de la villa con obras de arte de grandes dimensiones. Estaba previsto que ayer comenzasen a trabajar tres de los artistas que se presentan al concurso, pero finalmente aplazaron el inicio de sus obras a mañana lunes.
El que sí empezó su trabajo es el artista valenciano Martín Forés, que está llevando a cabo una intervención artística en el antiguo lavadero de la calle González Abarca, un homenaje a las mujeres en el que fue uno de los lugares de encuentro de la ciudad durante el pasado siglo.
El mural ocupa cincuenta metros cuadrados en el exterior del lavadero y cuando esté terminado creará a quien lo observe una falsa sensación de profundidad, «como si la pared no existiese y estuviésemos viendo el interior del lavadero», explicaba ayer Forés, que está plasmando un diseño original del dibujante y autor de cómic, Paco Roca.

Leer noticia completa en El Comercio.